viernes, noviembre 5

Sobre el misterio de la cama de Ulises símbolo del matrimonio fuertemente enraizado

 "Habló de semejante modo para probar a su marido; pero Odiseo, irritado, díjole a la honesta esposa:


 —¡Oh mujer! En verdad que me da gran pena lo que has dicho. ¿Quién me habrá trasladado el lecho? Difícil le fuera hasta al más hábil, si no viniese un dios a cambiarlo fácilmente de sitio; mas ninguno de los mortales que hoy viven, ni aun de los más jóvenes, lo movería con facilidad, pues hay una gran señal en el labrado lecho que hice yo mismo y no otro alguno. Creció dentro del patio un olivo de alargadas hojas, robusto y floreciente, que tenía el grosor de una columna. En torno suyo labré las paredes de mi cámara, empleando multitud de piedras, la cubrí con excelente techo y la cerré con puertas sólidas firmemente ajustadas."


(Homero, Odisea, Canto XXIII, 181-183)

Enlázame Copia este texto en tu blog

Subscribe Now: google

Add to Google Reader or Homepage

RSS This Blog

Add to Google

AVISO: Blog de psicología. Blog de divulgación .

Esta web no persigue ningún fin de lucro. La versión electrónica de documentos se provee únicamente con fines de información y preferentemente educativo culturales. Cualquier reproducción destinada a otros fines deberá obtener los permisos que correspondan, porque los documentos incluidos en esta web son de propiedad intelectual de sus autores o editores. Los contenidos de cada fuente son de responsabilidad de sus respectivos autores.


Note: The pdf and the pages that I recommend to visit are the property of their respective authors.

Aviso sobre las páginas web mencionadas en este blog:

Los enlaces presentes en este blog son reproducidos con fines educativos y sin ánimo de lucro.

Aviso: Los pdf y las páginas cuya visita recomiendo son propiedad de sus respectivos autores.