martes, octubre 26

Euriclea le dice a Penélope como encontró Ulises como un león ensangrentado después de la matanza de sus rivales.

 "—No lo he visto, no lo sé, tan sólo percibí el suspirar de los que caían muertos, pues nosotras permanecimos, llenas de pavor, en lo más hondo de la sólida habitación con las puertas cerradas hasta que tu hijo Telémaco fue desde la sala y me llamó por orden de su padre. Hallé a Odiseo de pie entre los cadáveres, que estaban tendidos en el duro suelo, a su alrededor, los unos encima de los otros: se te holgará el ánimo de verle manchado de sangre y polvo, como un león."



(Homero, Odisea, Canto XXIII, 40)

Enlázame Copia este texto en tu blog

Subscribe Now: google

Add to Google Reader or Homepage

RSS This Blog

Add to Google

AVISO: Blog de psicología. Blog de divulgación .

Esta web no persigue ningún fin de lucro. La versión electrónica de documentos se provee únicamente con fines de información y preferentemente educativo culturales. Cualquier reproducción destinada a otros fines deberá obtener los permisos que correspondan, porque los documentos incluidos en esta web son de propiedad intelectual de sus autores o editores. Los contenidos de cada fuente son de responsabilidad de sus respectivos autores.


Note: The pdf and the pages that I recommend to visit are the property of their respective authors.

Aviso sobre las páginas web mencionadas en este blog:

Los enlaces presentes en este blog son reproducidos con fines educativos y sin ánimo de lucro.

Aviso: Los pdf y las páginas cuya visita recomiendo son propiedad de sus respectivos autores.